LA VIDA Y LA SALUD DE NUESTRA COMUNIDAD COMO PROBLEMA POLÍTICO CRIMINAL DEL CUAL DEBEN HACERSE CARGO LOS RESPECTIVOS JEFES DE LOS MINISTERIO PÚBLICOS DE TODO EL PAÍS

por Iniciativa Justicia

Quienes integramos la asociación civil “Iniciativa Justicia”, queremos manifestar nuestra solidaridad con todos quienes, desde el gobierno Nacional y los diversos gobiernos provinciales y locales, y desde los sistemas de salud están conduciendo esta emergencia sanitaria producto de un virus denominado COVID -19 o “coronavirus”.

Resaltamos la rapidez, claridad, energía y contención comunitaria con que el Poder Ejecutivo Nacional ha guiado y conducido la batalla contra este grave problema social.

Establecidos desde la primera magistratura los axiomas generales que deben guiar el comportamiento de todos los argentinos en las presente circunstancias, quienes ejercen otras muy trascendentes responsabilidades institucionales deben tomar ese ejemplo y profundizar y activar en el marco de sus funciones, otros dispositivos esenciales para el éxito de las iniciativas presidenciales.

En este sentido, es urgente e indispensable que los Procuradores Generales o Fiscales Generales que ejerzan la conducción y jefatura del resto de Fiscales y agentes Fiscales a nivel Nacional y Provincial, en el marco de las facultades orgánicas que rijan su función, emitan una Instrucción General a todos los fiscales a efectos de que se asuma como prioridad político criminal, el control sobre el cumplimiento ciudadano de los protocolos de prevención que surjan de las normativas dictadas o que se dicten en el futuro respecto a la control y prevención del virus.

Creemos necesario resaltar esto, atento el enorme daño que se puede generar en los bienes jurídicos más trascendentes. Y porque en ocasiones esos incumplimientos pueden tener per se relevancia penal.

El establecimiento de esta prioridad político criminal no obstaculiza, por supuesto, a que en la misma Instrucción General se prevean mecanismos normativos, administrativos o tecnológicos que procuren la mayor eficacia en el tratamiento de estos casos.

Es necesario recordar que el Ministerio Publico se encuentra regido por los principios de unidad y verticalidad. Esta permitirá sumar una fuerza institucional de relevancia al trabajo de control de esta emergencia sanitaria, y colaborará con el adecuado cumplimiento de las medidas adoptadas y de sus límites por parte de las fuerzas de seguridad.

Esperamos una respuesta urgente y positiva a esta necesidad.

Carlos Alberto Beraldi
Maximiliano Rusconi
Graciana Peñafort
Daniel Llermanos
Martín Arias Duval